Resbalones y Caídas

Los accidentes de “resbalones y caídas” generalmente involucran un escenario donde una persona se lesiona al resbalarse o caer a consecuencia de un peligro en las instalaciones del propietario. Dichas caídas pueden ocurrir tanto dentro como fuera y por lo general son causadas por pisos húmedos o mojados, pero también pueden ser causadas por una iluminación deficiente cerca de escaleras o escalones desnivelados, pisos quebrados, peligros relacionados con el clima como la nieve o hielo, especialmente el hielo negro o por otros riesgos no evidentes.

Una caída dentro de la propiedad puede ocurrir en cualquier momento y lugar, pero lo más común es observarlas en supermercados, estacionamientos, bodegas o en las aceras de la ciudad. Si bien, muchas aseguradoras y sus abogados no creen que los resbalones o caídas son asuntos serios, las consecuencias de una caída pueden ser devastadoras, incluso mortales. Un accidente por resbalón o caída puede provocar traumatismos craneoencefálicos, lesiones en la columna vertebral, en los hombros, muñecas y manos, rodillas o fracturas de coxis y lesiones en los músculos, tendones y ligamentos.

Nosotros manejamos diversos tipos de casos de resbalones y caídas, tales como:

  • Fallas generales al corregir condiciones riesgosas o peligrosas.
  • Aceras peligrosas ya sea por estar desniveladas, tener grietas u hoyos.
  • Suelos resbaladizos y peligrosos.
  • Falta de advertencia de condiciones riesgosas o peligrosas.
  • Escalinatas defectuosas peligrosas o escalones rotos.
  • Lesiones por resbalones y caídas causadas por negligencia del propietario, por ejemplo, de condominios, departamentos, dormitorios, etc.
  • Iluminación defectuosa, por ejemplo, iluminación inadecuada o total falta de iluminación.

Cuando una sustancia ajena pueda convertirse en un riesgo, como hielo, nieve, hojas mojadas, etc. Pero su acumulación no es culpa del propietario, este no está obligado a descubrir y eliminar el riesgo a menos de que se convierta en un peligro evidente. Esto no significa que el dueño no deba inspeccionar su propiedad. Si una inspección razonable hubiera descubierto un riesgo por la acumulación natural de hielo, por ejemplo, el propietario aun tendrá la responsabilidad por no inspeccionar. Dicha inspección debe ser exhaustiva y este no puede arreglárselas con una revisión superficial de sus instalaciones. No existe una prueba de línea lo suficientemente clara para determinar que constituye una inspección razonable; eso dependerá de muchos factores que se examinan caso por caso.

¡Cuidado con el agua de lluvia! Los tribunales del Estado de Georgia han sostenido rutinariamente que cuando las personas ingresan a un edificio mientras llueve, esta agua es esparcida por el edificio y es de conocimiento general que estas áreas suelen ser peligrosas. Esto no significa que todas las caídas ocasionadas por acumulación de lluvia estén condenadas a fallar, solo implica que el caso sea más difícil ya que se debe comprobar que el propietario tenia conocimiento de tal peligro.

Los casos de resbalones y caídas son algunos de los casos mas difíciles de probar porque, por lo general, hay poca evidencia. La víctima normalmente no sabrá, por ejemplo, durante cuánto tiempo estuvo presente el peligro antes de sufrir su lesión. Es importante contratar a un abogado especializado en casos de resbalones y caídas para que pueda empezar a investigar de inmediato y solicitarle al propietario que guarde toda la evidencia, inclusive empezar a hablar con testigos y los mismos empleados.

Para más información en un caso de resbalón y caída, contacte ahora mismo a McAleer Law para una consulta gratuita.

Contact Us for a Free Consultation
404-McAleer 404-622-5337