Lesiones Sufridas en el Trabajo

Existen muchos tipos de lesiones en el trabajo. El hecho de que no se haya resbalado o caído, que no se rompió un hueso o que no haya sufrido una lesión traumática no significa que no pueda presentar un reclamo de compensación laboral.

Como regla general, cualquier lesión que ocurra mientras está realizando tareas propias del trabajo y que requiera atención medica se le considerará compensable bajo la compensación laboral. Si bien la lista que a continuación se presenta no es absoluta, incluye algunas de las lesiones más comunes que se pueden sufrir en el lugar de trabajo:

  • Esquinces y torceduras.
  • Fracturas y huesos rotos.
  • Hernias.
  • Lesiones de espalda. (discos con hernia o abultados)
  • Lesiones de la medula espinal.
  • Lesiones del hombro. (incluyendo desgarros del manguito rotador)
  • Lesiones de la rodilla. (incluyendo desgarro de los meniscos)
  • Heridas en la cabeza.
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas de la vista.
  • Pérdida auditiva.
  • Quemaduras.
  • Infecciones.
  • Ataques y/o infartos cardíacos.
  • Lesiones psicológicas. (relacionadas con lesiones físicas)

Usted no tiene que probar que su accidente o lesión de trabajo fue culpa del empleador para obtener la compensación laboral. De acuerdo a las Leyes Estatales, cualquier lesión o enfermedad que se pueda demostrar que ocurrió en su trabajo o a consecuencia de él puede ser compensada.

A continuación, se en listan algunos ejemplos de los tipos de accidentes, lesiones o enfermedades que la compensación laboral puede cubrir:

  • Lesiones por resbalones o caídas.
  • Fracturas, distenciones o esguinces.
  • Quemaduras.
  • Infecciones.
  • Enfermedades profesionales que pueden ser causadas por el trabajo.
  • Daño o pulmonar.
  • Perdida de oído o visión.
  • Lesiones por movimientos repetitivos.
  • Lesiones catastróficas, como lo son los traumas en la cabeza, parálisis o amputaciones.

Sin embargo, existen algunas medidas que puede tomar para asegurarse que su reclamo se presente de forma adecuada.

  • Tan pronto se lesiones debe informarlo a su empleador.
  • Tome declaraciones de testigos, asegurándose de anotar sus nombres y teléfonos.
  • Conserve una copia de su reporte y de cualquier otra nota, reporte, reunión o visita al doctor subsecuente.
  • De ser posible, tome fotografías de sus lesiones y del lugar donde ocurrió el incidente o en su caso pida a un compañero que lo ayude con esto.
  • Cuando visite al doctor, asegúrese de decirle que su lesión fue resultado de un accidente en el establecimiento laboral.

Si sufrió una lesión mientras trabajaba y tiene alguna duda con respecto a su caso de compensación laboral, contacte a los expertos en McAleer Law ahora mismo.

Contact Us for a Free Consultation
404-McAleer 404-622-5337