Datos de Volcaduras de SUV

Los SUV están en una categoría especializada de accidentes debido a los riesgos adicionales involucrados cuando estos vehículos pierden su estabilidad lateral y vertical y representan una amenaza de volcadura. Las volcaduras a menudo implican un traumatismo craneal grave, ya que la cabeza está mucho más expuesta cuando un vehículo está bocarriba, el techo puede ceder y hacer que la cabeza del ocupante golpee una superficie dura que a menudo conduce a un trauma cerebral grave. Las estadísticas muestran que el aplastamiento del techo de un SUV por un vuelco tiene más de un 60% de probabilidad de causar la muerte en comparación con solo el 19% diecinueve por ciento de un auto de pasajeros.

Los SUV tienen un centro de gravedad mucho más alto que el de los autos. Además de este centro de gravedad más alto, los SUV son mucho más pesados que los automóviles de pasajeros. Estas propiedades físicas hacen que los SUV se vuelquen antes de lo que lo haría un automóvil. Las estadísticas de la Asociación Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ("NHTSA") muestran que casi el 80% de las víctimas que mueren en un accidente de SUV, mueren a causa de un vuelco seguido por un aplastamiento. Las personas que murieron en los casos de aplastamiento del techo involucradas en automóviles de pasajeros muestran una tasa de mortalidad de solo el 40%. A pesar de estos hechos, los SUV aún tienen una gran demanda.

Client Testimonials
★★★★★
"I went to Charles after I was hit in a car accident last year. He, and especially his paralegals, were very considerate and actually cared about me. They helped me BIG time..My settlement was way more than I could even imagine. They are great about keeping you in the loop and getting your case done fast." Lauren
★★★★★
“Charles handled a personal injury suit that was primarily for symptoms that were not simple to demonstrate to the jury. Throughout the case Charles was professional and well prepared. We won an excellent settlement for this type of case.” Cindy
★★★★★
“After my case was turned down by several firms, I asked Mr. McAleer to review my case. He did, and he thought he could win it. The insurance company did not offer me one dime, even at trial and after the jury was deliberating. The Gwinnett jury returned a verdict in my favor for $300,000. I was in tears. I will always be thankful to Mr. McAleer for believing in my case and in me.” R.S.